enterradoLa mayoría de los estanques enterrados de 15 años o mas de antigüedad presentan un riesgo alto a la contaminación del agua y del suelo que los rodea, debido a que fueron construidos de acero con poca protección contra la corrosión.

Las condiciones naturales que inducen la corrosión incluyen; suelos salinos, suelos húmedos, o suelos ácidos. Estas condiciones ocasionan que estos estanques se oxiden y que ocurran fugas de combustible.

En Chile existen estatutos acerca de como proceder para remover un estanque de estas características.

solo-estanqueLe recomendamos que usted desarrolle un sistema de protección contra fugas o derrames.

Este sistema de protección debe de incluir un área de contención que consistente en una canal que circunda la instalación, la cual en caso de derrame, conduzca el combustible hacia un punto determinado.

Dicha protección es solamente valida para instalaciones con un sector de "playa" con base de hormigón, ya que en instalaciones con base de "Tierra" esta solucion no seria viable.

Los estanques deben ser de acero de alta calidad y deben estar protegidos contra la corrosión.

Otras medidas de protección incluyen el prevenir el acceso a niños y animales, y proteger sus tanques contra actos de vandalismo.

FALTA DE PROTECCION ANTI-CORROSION

La mayoría de los sistemas de EEC instalados en terreno tienen estanques y tuberías de acceso sin ningún tipo de protección. Al enterrar acero sin protección, este puede ser devorado por la corrosión.

Frecuentemente, la corrosión hace daño a los EEC de acero que no están protegidos.

Al suceder esto, un estanque puede comportarse como una batería, adquiriendo una parte carga negativa y otra positiva.

La humedad en el suelo suministra la conexión que definitivamente "enciende" las baterías formadas por los estanques.

Entonces la parte que se encuentra cargada negativamente - donde la corriente sale del tanque o la tubería - empieza a deteriorase, mientras que la corriente eléctrica pasa por esta parte, el metal duro comienza a deteriorarse y a convertirse en mineral blando, se forman agujeros y las fugas comienzan.

Los estanques y líneas de acero pueden protegerse cubriéndolos de capas resistentes a la corrosión y empleando "Ánodos de sacrificio"

ERRORES EN LA INSTALACION

También se provocan fugas cuando los estanques o líneas no son instalados correctamente en el suelo.

Por ejemplo, una mala compactación del material de relleno al cubrir el estanque, o una mala unión de los accesorios al estanque, puede ocasionar una fuga.

Para evitar errores durante la instalación es aconsejable buscar un contratista que siga cuidadosamente los procedimientos aprobados de instalación.

Una instalación correcta es esencial para asegurar la integridad estructural ya sea del estanque como de sus líneas anexas.

La instalación incluye, excavación, ubicación de los sistemas del estanque, profundidad de entierro, montaje del sistema del estanque, relleno de la excavación del sistema y nivelación de la superficie.

Muchas equivocaciones pueden suceder durante la instalación, como un mal manejo del estanque puede provocar una falla estructural o daños a la capa de protección. Diseños inadecuados para la instalación de líneas, conexiones mal apretadas, construcción inadecuada del relleno de recubrimiento y accidentes de construcción pueden conducir al fallo de la línea.

DERRAMES Y SOBRELLENADOS

Además de las fugas, muchos de los derrames son provocados por una mala carga de combustible o un sobrellenado.

Al entregar más combustible del que el estanque puede aceptar se provoca un sobrelleno, de la misma forma, una desconexión incorrecta de la manguera del camión puede provocar un derrame.

Muchas de las fugas de los EEC son realmente el resultado de derrames y sobrellenados, los cuales son dos problemas distintos.

En efecto estas filtraciones son por lo menos 2 veces más comunes que las del estanque o sus líneas.

La mala manipulación de la manguera de carga o el sobrellenado del estanque pueden provocar derrames.

Aunque estos pueden ser pequeños, varios derrames de pequeños volúmenes pueden ocasionar verdaderos problemas ambientales.

FALLAS EN LAS LINEAS DEL ESTANQUE

Estudios realizados demuestran que la mayoría de las fugas son producidas por las líneas anexas al estanque de combustible.

Las líneas son de menor diámetro y de menor espesor que el estanque.

Se instalan en el terreno con numerosas conexiones y se instalan normalmente cerca de la superficie del terreno.

Como resultados las líneas sufren mucho más que los estanque de los efectos de errores de instalación, de cargas excesivas sobre la superficie, de la presión de movimientos subterráneos y de la corrosión.

El empleo de un contratista calificado es aun mas crítico en la instalación de las líneas anexas del estanque.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

medida-combustibleLe recomendamos que desarrolle un método para verificar el uso de combustible.

Una verificación regular del consumo de combustible le ayudará a detectar fugas.

Una manera simple de revisar el uso de combustible consiste en lo siguiente:

Para determinar si su tanque tiene fugas, tome la reglilla del estanque de combustible, inserte la reglilla hasta el fondo del tanque y marque el nivel del combustible que registra. Repita el procedimiento periódicamente con la misma reglilla, antes de utilizar o añadir combustible.

Sí el nivel ha cambiado, y usted se da cuenta que ha gastado mas combustible del que ha usado, es muy probable que el tanque tenga una fuga. También se puede usar una cinta de medir. Este proceso no toma mucho tiempo ni dinero y puede ayudarle a prevenir pérdidas de combustible.

JoomShaper